Las aerolíneas de bajo coste transportaron 25,99 millones de pasajeros durante los once primeros meses del año, lo que supone un caída del 8,7% respecto al mismo periodo de 2008, frente a la reducción del 11,5% experimentado por las compañías tradicionales, según datos difundidos hoy por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.