La agencia Moody's ha rebajado la calificación de la deuda a largo plazo de Berkshire Hathaway, el grupo empresarial que controla el financiero Warren Buffet, sin que ello haya impedido que sus acciones se revalorizasen hoy en la bolsa de Wall Street. Esa agencia estadounidense, en la que Buffet tiene un 20% de participación y es el máximo accionista, según precisa The Wall Street Journal, ha rebajado la calificación de la deuda a largo plazo desde el máximo nivel que otorga, "AAA", a "Aa2", aludiendo a la recesión económica y a un agudo declive de los mercados de valores en el pasado año. Moody's también rebajó las calificaciones de una docena de compañías aseguradoras filiales y, al igual que en el caso de la empresa matriz, les asignó una perspectiva estable. Berkshire cerró el ejercicio 2008 con unos ingresos de 107.800 millones de dólares y un beneficio neto de 5.000 millones dólares, un 62% menos que el año anterior. Las acciones de ese grupo empresarial subían algo más de un 3% en la primera hora de negocios en la Bolsa de Nueva York y se negociaban a 92.100 dólares por título.