Las acciones comunes de GM continúan desafiando toda la lógica convencional. En su último día en la Bolsa de Nueva York, -la NYSE señala que dejarán de negociarse antes de la apertura de mañana- están viviendo la vida intensamente, y se llegaron a negociar a 1,01 dólares antes de caer más temprano a 0,27 dólares. La declaración de bancarrota de esta mañana prácticamente deja sin valor a las acciones, pero sin embargo, eso se esperaba desde hace semanas y los inversionistas han continuado comprándolas. GM subía un 17% a 0,88 dólares