Los títulos de la compañía de Steve Jobs han descendido un 4% este mes, culminando su peor primer semestre en tres años, debido a que los inversores esperan nuevos productos y temen que la rivalidad con Google ralentice el crecimiento.

Las acciones, que han retrocedido un 8% desde el record de 363,13 dólares el 16 de febrero, no lo han hecho tan mal desde el año 2008, cuando se produjo la peor recesión desde la Gran Depresión.

Los inversores, que ya están lidiando con la baja médica del presidente de la compañía, Steve Jobs, dicen que están preocupados por las acciones, en medio de los indicios de que Google está ganando terreno en el mercado de los teléfonos inteligentes.

También ha pasado más de un año desde que Apple introdujera el iPad original, y la próxima versión del iPhone no estará disponible hasta septiembre. A pesar del anhelo de que tienen los accionistas por nuevos productos para impulsar la acción, los beneficios de la compañía se han incrementado más del 75% en los últimos dos trimestres informados.

“Tienen tanto éxito en su ejecución que necesitan que lo siguiente sea enorme para hacer que las acciones experimenten un rally alcista” ha declarado Michael Yoshikami, estratega jefe de inversiones en YCMNet Advisors, que administra mil millones de dólares en Walnut Creek, California. “Tienes que saber cuál va a ser la próxima mina de oro” ha añadido.

La empresa con sede en Cupertino, California, asciende un 0,29% hasta los 335,02 dólares. Antes del día de hoy, las acciones habían bajado un 4,1% desde el 14 de enero, el último día antes de que Steve Jobs, que se encuentra luchando contra un cáncer, dijera que tenía que abandonar su puesto de salud a causa de su estado de salud, por tercera vez desde 2004, según informa Bloomberg.

“Sólo hay un Steve Jobs, no hay nadie que pueda reemplazarle” ha dicho Walter Price, director general de RCM Capital Management, propietarios de 2,9 millones de acciones de Apple, después de haber vendido más de 820.000