La unidad brasileña de General Motors ha sido rentable en lo que va del 2009 tras haber tenido su mejor rendimiento en el país el año pasado, dijo el martes su presidente ejecutivo. La unidad local de la quebrada compañía será incluida en la "nueva GM", una firma que será controlada por el Gobierno de Estados Unidos y que tendrá los mejores activos de la automotriz, dijo Jaime Ardila, jefe de GM  para Brasil y para el Mercosur, que incluye a Argentina, Uruguay y Paraguay. "El Gobierno de Estados Unidos será el dueño de la nueva GM y de GM en Brasil por algún tiempo", dijo Ardila en una conferencia de prensa