El número de desempleados en Reino Unido ha descendido en 45.000 personas en junio, su mayor bajada desde diciembre de 2003. Así, la tasa de paro se ha situado en el 5,4%.