La tasa de paro en Japón ha bajado hasta el 3,6 por ciento en julio frente al 3,7 por ciento de junio, alcanzando su nivel más bajo desde febrero de 1998, según el Ministerio del Interior japonés. Los economistas esperaban un dato sin variación respecto a junio.