La aerolínea rusa Aeroflot ha anunciado de forma oficial su retirada del concurso por la compra de una parte del capital de la italiana Alitalia. Aeroflot y el banco italiano Unicredit conformaban uno de los tres grupos que participaban en el concurso por la privatización de al menos el 39,9 por ciento del capital de la aerolínea italiana. Con el abandono de Aeroflot, quedarían sólo dos aspirante a adquirir el grueso de la participación del Estado italiano en Alitalia: el APG Holding (del empresario italiano Carlo Toto, accionista de referencia de aerolínea AirOne), apoyado por Banca Intesa, y MatlinPatterson Global Adviser.