La riqueza financiera neta de los hogares españoles --diferencia entre activos financieros y préstamos suscritos-- sumó su quinto descenso consecutivo tras el primer trimestre del año (-9%) desde el estallido de la crisis financiera, acumulando una caída del 26% en los últimos doce meses, hasta los 665.782 millones de euros, según datos del Banco de España. De esta forma, la riqueza de las familias se ha ido reduciendo poco a poco en medio de la crisis hasta alcanzar su nivel más bajo desde septiembre de 1998, cuando la riqueza neta de las familias se situó en los 603.397 millones de euros.