La riqueza de los estadounidenses se redujo en 1,7 billones de dólares en el primer trimestre de 2008 como resultado de la crisis inmobiliaria y los vaivenes del mercado bursátil, reveló un informe de la Reserva Federal. Esta es la segunda caída consecutiva y la más pronunciada desde 2002, indicó el informe difundido por el organismo que opera como banco central. Otro reflejo de la crisis fue la cantidad de capital inmobiliario acumulado de los estadounidenses que cayó a 46,2%, un nivel sin precedente. Por otra parte, el capital neto de los hogares estadounidenses, es decir la diferencia entre activos y pasivos, sufrió una bajada de 3%, situándose a finales de marzo en 56 billones de dólares.