Es decir, que el 13% de las empresas que cotizan en dicho selectivo ofrece una rentabilidad por dividendo muy similar a la deuda a 20 años del US treasury (que hoy se sitúa en 3.72%)
Para calcular la rentabilidad por dividendo de una acción pongamos un ejemplo: si una acción que cotiza a 40 $ paga un dividendo anual de 0.80 $ por acción, la rentabilidad por dividendo de dicha acción es de 2%.