La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años subió hoy cuatro centésimas y se situó en el 4,75% al cierre de la sesión del mercado secundario de deuda pública. De esta forma, el precio de estos bonos -que se mueve en sentido contrario al del rendimiento- bajó hasta el 105,86%, desde el 106,12% que marcó ayer al cierre de la sesión. El bono alemán a diez años también ganó cuatro centésimas en su rendimiento al situarse en el 4,68%, mientras que el bono estadounidense marcaba una rentabilidad del 5,19%, frente al 5,14% de la sesión precedente. En cuanto a los futuros, los contratos que se negocian sobre la deuda alemana recortaban su rentabilidad hasta el 109,93%, desde el 110,18% de la última sesión, en tanto que los que anticipan la evolución de la deuda estadounidense se situaban en el 104,23% frente al 105,01% anterior.