La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años desciende una centésima, hasta el 4,42%, en la apertura del mercado secundario de deuda pública. Por tanto, el precio de estos títulos, que evoluciona al contrario que el rendimiento, se eleva hasta el 97,4%, desde el 97,3% alcanzado ayer al cierre de la sesión. En cuanto a los bonos internacionales de referencia, el rendimiento del alemán también cede una centésima, al marcar 4,13%, en tanto que el estadounidense eleva su rentabilidad dos centésimas, hasta el 3,75%.