La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años perdía hoy tres centésimas y se colocaba en el 4,54 por ciento en la apertura de la sesión del mercado secundario de deuda pública. Este descenso en el rendimiento representa un nuevo encarecimiento del precio de estos títulos de deuda, ya que ambas magnitudes evolucionan en sentido contrario, de forma que alcanzó el 96,52 por ciento, frente al 96,26 por ciento que marcó en la última sesión. En lo que respecta a los bonos internacionales que la mayoría de los inversores toman como referencia, el alemán a diez años también veía recortar su rendimiento hasta el 4,31% desde el 4,34% de ayer, mientras el estadounidense terminaba la jornada con un rendimiento del 3,92 por ciento.