La productividad en Estados Unidos subió en el primer trimestre el 1,6% frente al 1,2% que se anunció preliminarmente el 5 de mayo. El mercado esparaba cifras del 1,2%. Los costes laborales, por su parte, subieron un 3,6% en el primer trimestre frente al 3,3% preliminar y frente al 2,9% esperado.