El Índice General de Producción Industrial (IPI) descendió un 1,9% en febrero respecto al mismo mes del año anterior, moderando en más de tres puntos la caída interanual que registró en enero (-5%), según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE), que precisó que este mes no se ve afectado por el efecto de calendario.
El de febrero es el segundo mejor dato de la producción industrial en casi dos años. Aún así, con la caída registrada por el IPI en el segundo mes del año ya son 22 los meses en los que este indicador permanece en negativo.

El descenso de la producción industrial en febrero es consecuencia, por su mayor repercusión en el índice, de la caída de la energía (-3,6%) y de los bienes de equipo (-4,1%). Dentro de este último sector, los recortes de la producción con más impacto sobre el IPI se los anotaron la fabricación de elementos metálicos para la construcción y la fabricación de maquinaria de uso general.

No obstante, el organismo estadístico precisó que la contracción de la producción en el sector de los bienes de equipo se vio atenuada por los registros positivos de la fabricación de vehículos de motor y la fabricación de componentes, piezas y accesorios para vehículos.

Los bienes intermedios fueron los únicos que tuvieron una repercusión positiva sobre el IPI, al registrar un avance interanual del 1,1%. Por su parte, los bienes de consumo duradero y los no duraderos retrocedieron un 12,8% y un 1,5%, respectivamente.

En los dos primeros meses del año, la producción industrial acumula un caída media del 3,4%, con todos los sectores industriales en negativo. En concreto, la producción de bienes de consumo duradero se contrajo una media del 17,1% hasta febrero; la de los no duraderos bajó un 2,3%; la de los bienes de equipo cayó un 5,5%; la de la energía retrocedió un 4,7%, y la de los bienes intermedios se recortó un 1,1%.

CRECE EN SEIS COMUNIDADES

Por comunidades autónomas, la producción industrial experimentó en febrero crecimientos interanuales en seis de ellas y bajó en el resto. Navarra fue la que registró el mayor repunte, con un 10,4%, seguida de Castilla y León (+2,3%), Cataluña (+1,8%), Extremadura (+1,7%), Galicia (+1,5%) y Comunidad Valenciana (+0,5%).

En el lado de los descensos, destacaron las caídas de la producción industrial en Baleares (-13,5%), Canarias (-10,2%), Andalucía (-9,6%), País Vasco (-7,7%) y Asturias (-7,5%).