Casi todas las actividades experimentaron en julio descensos interanuales en su producción, destacando la fabricación de productos informáticos, electrónicos y ópticos, con una caída del 41,3%, y la confección de prendas de vestir (-35,8%). También se registraron descensos superiores al 30% en la fabricación de material y equipo electrónico (-33,5%), en la fabricación de muebles (-31,9%) y en la fabricación de vehículos a motor, remolques y semirremolques (-30,6%), entre otras actividades.

Por el contrario, en julio sólo se registraron aumentos de la producción en la fabricación de productos farmacéuticos, con un avance del 9,6%, y en la industria química (+14,2%).

Por destino económico de los bienes, las tasas de variación respecto a julio del año anterior fueron del -9,8% para los bienes de consumo (-30,4% para los bienes de consumo duradero y -6,2% para los bienes de consumo no duraderos), del -26% para los bienes de equipo, del -20% para los bienes intermedios y del -6,9% para la energía.

DESCENSO GENERALIZADO EN LAS CC.AA.

Todas las comunidades experimentaron en julio caídas en su producción industrial, registrándose los mayores descensos en Navarra (-28,4%), Galicia (-24%) y Aragón (-23,3%). Las menores caídas correspondieron a Madrid (-8,8%) y Castilla-La Mancha (-9,1%).

En el acumulado del año, las mayores caídas del IPI se dan en las comunidades forales, con descensos del 29,3% en el caso de Navarra, y del 24,9% en el País Vasco. Canarias, por su parte, es la comunidad donde menos retrocedió la producción industrial hasta julio, con una tasa negativa del -12,1%.