La presidenta de Confinindustria, la patronal italiana, Emma Marcegaglia, considera que la cumbre del G20 en Londres estará condenada al fracaso si los europeos no presentan un frente unido y se centran en lo esencial. En declaraciones al Financial Times, Marcegaglia afirma que los europeos deben coordinar su respuesta a la crisis económica y olvidarse de temas, según ella, marginales como la regulación de los fondos de alto riesgo. Su llamamiento a favor de la unidad sigue al que hicieron el miércoles en esta capital las organizaciones patronales de los países de ese grupo de países ricos y emergentes en contra del proteccionismo comercial.