La factoría de motores de Renault en Valladolid alcanzó hoy los seis millones de unidades fabricadas del propulsor K9, que comenzó a producirse en la planta en 2001. Según informó la compañía francesa en un comunicado, se trata, concretamente de un motor K9 Euro 5, que será enviado a la factoría de Palencia para ser montado en un Renault Mégane. A las 10.00 horas salía de la cadena de montaje el motor K9 número seis millones; una cifra que la factoría calificó de "emblemática". La planta de motores compagina la producción del K9 de ciclo diésel, con la fabricación de los modelos de gasolina H4Jt (TCe 130) y K4 (16v), y acaba de recibir la adjudicación del H5.