La OPEP ha revisado a la baja, en 100.000 barriles diarios, las previsiones que había hecho hace un mes sobre el crecimiento de la demanda mundial de crudo para 2007, y rebajó en otros 30.000 bd el aumento del consumo en 2008. En su informe mensual la OPEP vaticinó que la demanda de crudo aumentará en 1,2 millones de barriles diarios, o un 1,42% este año, frente a la de 2006, hasta situarse en los 85,70 mbd, y crecerá en otros 1,31 mbd el año próximo -un 1,53%-hasta mediar lo 87,01 mbd.