La Organización Mundial del Comercio (OMC) pronostica una ralentización en el crecimiento de los intercambios comerciales a nivel mundial como resultado del incremento de la incertidumbre producido por los riesgos en los mercados financiero e inmobiliario y los grandes desequilibrios en las balanzas de bienes y servicios. De este modo, el organismo internacional señala en su último informe anual que el aumento de la incertidumbre en los mercados eleva la perspectiva de una más débil expansión de la economía y el comercio en el próximo año. En concreto, la OMC señala que, partiendo de un consenso en las estimaciones de un crecimiento del 3% para la economía mundial en 2007, el incremento de las transacciones comerciales a nivel global podría situarse en el 6%, dos puntos porcentuales por debajo del dato registrado en 2006, cuando el crecimiento del comercio mundial alcanzó su segundo mayor tasa de crecimiento desde el año 2000.