El Producto Interior Bruto (PIB) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) creció un 0,8% en el cuarto trimestre, frente al crecimiento de seis décimas de los tres meses anteriores, impulsado por la recuperación de EEUU y Japón.
En términos interanuales, la economía de la organización internacional que agrupa a las economías más desarrolladas experimentó una contracción del 0,7%, lejos del 3,4% observado en el tercer trimestre.

En el caso de España, la economía sufrió un contracción del 0,1% en el último trimestre del año y un retroceso del 3% en el acumulado interanual. Por su parte, el PIB de EEUU creció un 1,4% en el cuarto trimestre y un 0,1% interanual, mientras que la economía japonesa se expandió un 1,1% entre octubre y diciembre, pero cae un 0,9% interanual. Asimismo, la zona euro apenas creció una décima en el cuarto trimestre y registró una contracción interanual del 2,3%.