La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas de ahorros cooperativas y establecimientos financieros de crédito a particulares y empresas se situó en julio en el 4,73%, la más alta desde octubre 1996, cuando se situó en el 4,77%, según datos del Banco de España.
Este dato, que es 0,14 puntos superior a la del mes de junio (4,59%) y 2,5 puntos más alta que la de hace un año, cuando se situaba en 2,2%, confirma la tendencia alcista de la mora, que en el último año se ha duplicado como consecuencia de la crisis y del aumento del paro. Los créditos dudosos se situaron en julio en 87.542 millones, el doble que en julio de 2008.

Excluyendo los establecimientos financieros de crédito, que tienen una mora muy elevada, el dato de la morosidad se situó en julio en el 4,60%, 0,06 puntos por encima de la de junio y 2,45 puntos por encima de la de hace un año. A pesar de que la morosidad sigue aumentando, el crecimiento mensual se ha moderado.

Por entidades, los establecimientos financieros de crédito continúan liderando la mora, con un 9,2% en julio, seguidos de las cajas de ahorro, con el 5,18%, los bancos, con el 4,14% y las cooperativas de crédito, con el 3,65%.

El sector reconoce que la morosidad continuará aumentando hasta finales de año como consecuencia del deterioro de la actividad económia y el aumento del paro, aunque no se atreven a vaticinar cifras exactas. No obstante, el presidente de las Cajas de Ahorro, Juan Ramón Quintás, aseguró que la mora podría cerrar 2009 por debajo del 7%.