La ministra francesa de Economía, Christine Lagarde, pronosticó hoy un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de Francia del 1 por ciento en 2010 tras una contracción del 1,5 por ciento este año. Se trata de una hipótesis rodeada de "numerosas incertidumbres" vinculadas con la evolución de la situación a nivel internacional, precisó la ministra en la Asamblea Nacional. Las previsiones de crecimiento para el próximo año, dijo, se basan en los últimos análisis de los responsables de la Reserva Federal estadounidense y del Banco Central Europeo (BCE). Para este año, Lagarde precisó que se trabaja sobre una hipótesis en torno a la evolución del PIB que señala una contracción del 1,5% y que, según añadió, irá acompañada "inevitablemente" de una destrucción importante de empleo. Concretamente, la ministra cifró en unos 290.000 los puestos de trabajo que pueden perderse en 2009.