La fábrica de calzado Rodhe de Portugal, la mayor del país con casi un millar de trabajadores, anunció a sus empleados una suspensión temporal de la producción, informaron hoy los sindicatos. La portavoz de la organización de Operarios del Calzado luso, Fernanda Moreira, dijo a Efe que Rodhe de Portugal, cuya casa matriz se ubica en Alemania, "comenzará una suspensión de trabajo de dos meses e iniciará una solicitud de insolvencia".