La justicia francesa se dispone a abrir una investigación preliminar por un presunto delito de "blanqueo de fraude fiscal" que afecta a las empresas Michelin, Adidas y Elf Trading, hoy propiedad de la petrolera Total, según informa el diario francés 'Le Parisien'.  Los responsables de las tres compañías deberán explicarse sobre las relaciones que mantienen con una serie de fundaciones beneficiarias de cuentas bancarias en Liechtenstein y sobre el uso de los fondos colocados en este paraísos fiscal.