La investigación judicial respecto de quién sabía sobre el fraude masivo de Bernard L. Madoff se amplió para incluir a algunos de sus inversionistas de alto perfil, según fuentes familiarizadas con el asunto. Jeffry Picower y Stanley Chais, dos filántropos que invirtieron fuertemente con Madoff, y Carl Shapiro, uno de los amigos más antiguos del administrador de dinero, están entre los últimos ocho inversionistas y asociados de Madoff en ser investigados por la Fiscalía General de Estados Unidos en Manhattan, indicaron las fuentes. Los investigadores federales reunieron evidencia que estiman demostrará que Picower y Chais indicaron a Madoff cuánta rentabilidad querían. Sus cuentas pronto habrían reflejado esas cantidades, sostuvieron fuentes cercanas a la investigación. Los fiscales siguen investigando a los miembros de la familia Madoff y sus empleados, pero la investigación ahora incluye a inversionistas quienes han afirmado figuran entre los más afectados por el fraude, tanto directamente como a través de sus fundaciones. Madoff se declaró culpable en marzo y será sentenciado en junio.