La preocupación de los españoles por el paro ha tocado techo y se mantiene como el principal problema para tres de cada cuatro ciudadanos, aunque la visión general de la situación económica sigue empeorando y ya casi el 75 por ciento la califica de "mala" o "muy mala". Así se desprende del último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) correspondiente a febrero, que señala que el paro es la principal preocupación para el 75,2 por ciento de los españoles (una décima menos que en la encuesta del mes anterior), seguido de los problemas de índole económica, con el 54,4, que son dos puntos y medio más que en enero. El aumento de la preocupación por el desempleo había sido gradual desde hace un año, y alcanzó un récord histórico el pasado enero, cuando casi se duplicó el porcentaje de españoles que enumeraban este asunto como el principal problema del país en comparación con el mismo mes de 2008.