La inflación en la eurozona subió en marzo el 1%, lo que sitúa el índice interanual en el 3,6%, tres décimas más que el mes anterior, según anunció hoy Eurostat, la oficina estadística comunitaria. La tasa de marzo es la más elevada desde que comenzó a elaborarse el Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), en 1997. En España, los precios acumularon una subida hasta marzo del 4,6%, que sitúa el diferencial de inflación con sus socios de la moneda única en un punto porcentual, una décima menos que en febrero.