La inflación italiana se mantuvo en febrero en el 1,6 por ciento de tasa interanual, el mismo dato que registró el pasado enero, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística italiano (ISTAT). La inflación en los últimos doce meses aumentó sobre todo en las bebidas alcohólicas y tabacos (4,4%), vivienda, agua, electricidad y combustibles (3,8%), así como en productos alimentarios y bebidas no alcohólicas (3,5%). Por el contrario, cayó en el sector de las comunicaciones (-1,9%) y en el de los transportes (-1,6%). Con respecto a enero pasado, los precios en Italia registraron un incremento del 0,2 por ciento.