Los precios de la zona euro regresaron a terreno positivo durante el mes de noviembre, cuando crecieron seis décimas en tasa anual, frente al retroceso del 0,1% de octubre, según apunta la primera estimación de inflación elaborada por la agencia comunitaria de estadísticas, Eurostat.