De confirmarse el dato adelantado por Eurostat, el diferencial de precio con España se situaría en el 1,2%.


El dato de febrero deja a la inflación de la zona euro en el 2,4%, una décima por encima del dato registrado en el mes de enero.