La industria aeronáutica reducirá en un 7,8% las emisiones de dióxido de carbono este año con respecto a 2008, según las estimaciones de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) presentadas hoy coincidiendo con la IV Cumbre de la Aviación y el Medio Ambiente organizada por el grupo de Acción de Transporte Aéreo (ATAG). El presidente de la IATA, Giovanni Bisignani, indicó que este descenso es el resultado de una reducción del 6% de la capacidad del transporte aéreo como respuesta a la crisis económica, y de un 1,8%, como consecuencia del cumplimiento de los compromisos del sector acordados hace un año en la lucha contra el cambio climático.