Los trabajadores de la planta de Montaje de Valladolid tuvieron que parar hoy a causa de la falta de piezas motivada por la huelga de Sonas, una empresa proveedora francesa que la pasada semana ya obligó a tener que parar la producción durante dos días, el jueves y el viernes. Según confirmaron a Europa Press fuentes de la compañía del rombo, el paro se prolongará hasta mañana jueves y será también mañana cuando se celebre un Comité Intercentros para negociar con los sindicatos si se aplica la bolsa de horas por estos dos días de parón. Esta falta de piezas sólo afecta a los trabajadores de la planta de Montaje ya que la de Carrocerías está funcionando con absoluta normalidad.