El litro de gasolina sin plomo de 95 octanos se vendía de media a 1,025 euros en la última semana, después de subir más de un 2 por ciento, mientras que el gasóleo de automoción se encareció hasta 0,904 euros, con lo que ambos carburantes marcaban sus máximos en lo que va de año. Según los datos del último Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE) recogidos hoy por Efe, la gasolina se paga ya a un precio similar al de finales de octubre de 2008, cuando la economía española registraba su segundo trimestre en tasa negativa, con lo que entraba técnicamente en recesión. Sólo en el último mes, la gasolina se ha encarecido el 5,78 por ciento, con lo que desde principios de año el precio ha subido el 24,2% por ciento.