Los precios de la gasolina y del gasóleo subieron esta semana un 0,17% y un 0,7%, respectivamente, y marcaron por cuarta semana consecutiva sus niveles más altos desde finales de 2008, según datos recogidos por Europa Press del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE). En concreto, el precio del litro de gasolina se sitúa en 1,158 euros, apenas 2,5 céntimos menos que los 1,183 euros que costaba este producto el 15 de septiembre de 2008, cuando quebró Lehman Brothers, pero aún 17,1 céntimos por debajo del máximo histórico de 1,329 euros marcado en julio de 2008.