El regulador bursátil británico, la Financial Services Authority (FSA), ha multado a la entidad Barclays con 2,4 millones de libras esterlinas (2,7 millones de euros) por no proporcionar suficiente información sobre las transacciones efectuadas por la división de inversión entre 2007 y 2008. Según informa la FSA en un comunicado, Barclays está acusada de provocar serias debilidades en los sistemas y controles en relación con estos informes, ya que su obligación es comunicar las transacciones un día después de que sean ejecutadas, con el objeto de detectar e investigar prácticas de abuso de mercado como información privilegiada y manipulación de mercado.