Wall Street hoy cuelga el cartel de ventas. Las caídas en los índices se suceden después del mal sabor de boca que dejara ayer el discurso de la Fed y el aumento del paro. Así pues, el Dow Jones inicia cediendo un 0,06% hasta los 10.434 puntos, el Nasdaq un 0,67% y el S&P 500 un 0,51%, en una jornada en la que el menor apetito por el riesgo ha aumentado el hambre por el dólar.
Se aleja el momento de subir tasas de interés. La Reserva Federal de EE.UU. anunció el miércoles que las tasas de interés permanecerán cerca de cero durante “un período prolongado”, al menos hasta que el mercado laboral se recupere y la inflación siga baja. Aún así, este organismo se mostró optimista en su visión sobre la actualidad económica del país y avisó de que la retirada de ayudas de estímulo podría adelantarse. Ahora, la cuestión es clara: ¿las empresas estarán preparadas para echar a andar por sí solas?.

Las noticias que llegan hoy sobre el empleo son negativas. Las solicitudes de ayudas por paro ascendieron la semana pasada en 7.000 hasta las 480.000, difuminando aún más esa posibilidad de subidas de interés.

El único que sale beneficiado de todo este revuelo es el dólar. El euro cayó esta madrugada a 1,4329 dólares, mientras que el billete verde llegó a su máximo en 3 meses.

Desde las empresas hoy llegan los resultados empresariales de FedEx. La compañía registró durante el segundo trimestre de su año fiscal una ganancia de 345 millones de dólares, lo que supone una disminución del 30% frente al beneficio de 493 millones del mismo periodo del año anterior. Tras este anuncio, sus acciones caen un 3,75%.

A última hora ayer Citigroup fijó el precio de 5.400 millones de acciones y de 35 millones de unidades de capital tangible con la intención de devolver los 20.000 millones de dólares de fondos públicos recibidos. Sin embargo, la salida de la entidad del Departamento del Tesoro se va a retrasar ya que la colocación de acciones en el mercado no ha recibido la respuesta que se esperaba. Hoy sus títulos se desploman un 8,41%.

Siguiendo con los bancos, tras el nombramiento de Brian T. Moynihan como nuevo presidente ejecutivo de Bank of America ceden un 0,59%.

Las compras y fusiones se siguen sucediendo. Hoy Johnson & Johnson ha hecho pública la adquisición de la compañía de tecnología médica Acclarent por 785 millones de dólares, lo que elevará su presencia en el sector. De momento, sus accionistas salen del valor haciéndolo descender un 0,31%.