La Reserva Federal estadounidense (Fed) ganó 14.000 millones de dólares (unos 10.000 millones de euros) con sus operaciones de refinanciación a los bancos y los programas de facilidades al crédito emitidos desde el comienzo de la crisis financiera, hace ahora dos años.