El Parlamento Europeo dio hoy luz verde a la reforma del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para que las comunidades más desfavorecidas de todos los países de la UE puedan acceder a ayudas para la renovación o cambio de vivienda. Hasta ahora el FEDER sólo financiaba la renovación de alojamientos urbanos en los nuevos Estados miembros pero con la reforma del reglamento, acordada por el Parlamento y el Consejo, las comunidades marginadas de todos los países de la UE pueden beneficiarse de recursos europeos independientemente del área rural o urbana en la que se encuentren.