La actividad económica portuguesa ha mantenido en junio pasado un ritmo creciente y ha alcanzado el valor más elevado de los últimos dos años, según los indicadores de coyuntura divulgados por el Banco de Portugal (BP). El informe señala que la actividad económica del país ha registrado una mejora del 0,1 por ciento en el mes pasado en relación a junio del año anterior. El BP ha informado de que en el segundo trimestre de 2007 el indicador ha presentado un crecimiento del 2,1 por ciento, frente al 1,8 por ciento registrado en los tres primeros meses del año.