El Producto Interior Bruto (PIB) de Estados Unidos se contrajo en el primer trimestre del año un 5,7%,un caída menor a la del 6,1% anunciada en la primera estimación. Este dato tampoco será el definitivo, puesto que éste se conocerá a finales de junio. Sin embargo, es cierto que entre el dato de la primera y la segunda revisión no suele haber grandes diferencias.