La contracción económica en Alemania se está intensificó en el primer trimestre debido a que el país se ve muy afectado por la crisis mundial por su dependencia de las exportaciones, indicó el viernes el Ministerio de Finanzas alemán, que no ve indicios de una mejora por el momento.  La economía alemana se contrajo en los tres trimestres anteriores. El PIB cayó en el cuarto trimestre un 2,1% respecto a los tres meses anteriores. Para este año, el gobierno prevé una contracción de la economía del 2,25%, aunque el ministro de Economía, Peer Steinbrueck, ya ha señalado que la contracción podría ser aún mayor.  En su informe mensual, el ministerio explica que los principales indicadores económicos sugieren que se avecina más debilidad, y aunque el indicador Ifo de confianza económica ha mejorado en los dos últimos meses, "no hay indicios de una mejora".  Respecto al mercado laboral, que se ha recuperado en los últimos años, el ministerio afirma que Alemania se enfrenta a un creciente desempleo.