En comparación con el mes anterior, la deuda de las familias españolas disminuyó en febrero el 0,55%, ya que en enero se situó en 866.204 millones, según los datos correspondientes a ese mes. Si nos fijamos en los créditos concedidos exclusivamente para la adquisición de una vivienda, las familias españolas acumulaban en enero una deuda de 661.005 millones, la cifra más baja desde marzo de 2008 y que supone un recorte del 2,2% respecto a la de un año atrás.

En relación con el mes anterior la deuda de las familias para comprar una vivienda se relajó el 0,41 %, ya que cerró enero con un saldo de 663.761 millones.

Por lo que respecta a las sociedades no financieras -las empresas-, su deuda se redujo en enero el 3 % frente al mismo mes del año anterior y quedó en 1,255 billones de euros, en tanto que el descenso mensual fue insignificante, del 0,07 %.

La caída de la deuda de las empresas obedeció sobre todo a al descenso de los préstamos titulizados fuera de balance, que en un año han pasado de 883.225 a 831.183 millones de euros.