Los créditos que las familias y empresas españolas tenían con cajas, bancos y cooperativas de crédito registraron en marzo la primera caída trimestral desde el 2000, al reducirse en 4.348 millones de euros y situarse en 1,79 billones de euros, aunque en tasa interanual refleja un crecimiento del 3,8%, según datos del Banco de España. Los créditos totales a nivel nacional alcanzaron en el primer trimestre 1,84 billones de euros, de los que 1,79 billones, el 97,30%, correspondían a las familias y empresas, y 49.603 millones de euros, el 2,70%, a las Administraciones Públicas.