La demanda mundial de electricidad podría caer hasta en un 3,5% este año frente al año anterior debido a la crisis financiera y económica, según un nuevo informe de la Agencia Internacional de la Energía. La contracción de la demanda mundial de electricidad, en particular en los sectores industriales y en casi todos los países, sería la primera desde el final de la Segunda Guerra Mundial, indicó el organismo con sede en París. "Incluso durante la primera y la segunda crisis del petróleo y la recesión de Estados Unidos a principios de los ochenta, la demanda de electricidad mundial siguió su tendencia alcista", dijo la AIE. Se espera que la demanda eléctrica descienda más en Rusia, un 8,8%, seguido de la caída del 4,8% en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico y del descenso del 2,9% en China. Sólo se prevé que siga creciendo la demanda de India, pero apenas una pequeña fracción de la tasa del año pasado.