La demanda peninsular de energía se situó en 228.954 millones de kWh en los once primeros meses del año, lo que representa un descenso del 4,8% en comparación con el mismo período de 2008, informó hoy la Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa). Excluyendo el 29 de febrero de 2008, la disminución se limita al 4,5%.