Los precios de los hoteles cayeron un 15% en los seis primeros meses del año debido a las ofertas que realizaron para afrontar la crisis económica, si bien la patronal confía en que repunten en el verano hasta situarse en niveles cercanos de la temporada pasada, al igual que la ocupación media, según avanzó la Confederación Española de Hoteles (Cehat). En una rueda de prensa para evaluar las previsiones del semestre del año y de la temporada de verano, el presidente de la Cehat, Juan Molas, adelantó que "la adaptación de los precios a la actual coyuntura" supondrá una reducción de la rentabilidad de los establecimientos hoteleros respecto a 2008, tal y como anticipa el 85% de las asociaciones encuestadas por la patronal en el Observatorio de la Industria Hotelera (OIH) sobre el segundo cuatrimestre de este año.