Eran muy pocos los que pensaban que el mercado inmobiliario podría derrumbarse en una ciudad como Seattle. Ahora la gran mayoría se pregunta si algún día se detendrán las caídas de los precios de las viviendas de esa ciudad.  
 
El crash del sector inmobiliario que comenzó en Florida y en la región del suroeste se está aproximando a otras regiones que antes se consideraban inmunes a toda esta crisis. Durante el año pasado, los precios de las viviendas en Seattle tuvieron una mayor caída que en Las Vegas. Por ejemplo en Mineápolis y Atlanta, cayeron más que en Miami o Phoenix.

La gran mayoría de expertos considera que en aquellas ciudades donde la burbuja inmobiliaria (que tanto ha afectado a los constructores, compradores y bancos) comenzó antes, están más próximas a su final. Pero para el resto de regiones, aún quedan varios años de caídas.

Variación en los precios de las viviendas durante los últimos 12 meses: