La economía estadounidense generó 94.000 puestos de trabajo en el mes de noviembre, frente a los 100.000 que esperaba el mercado y los 170.000 que se generaron en octubre, revisado desde 166.000, según informó el Departamento de Trabajo.
La tasa de paro fue del 4,7%, en línea con el mes anterior. El sector servicio fue el único contribuidor a la creación de empleo ya que los segmentos manufacturero y de construcción destruyeron puestos de trabajo, al igual que los servicios financieros, según el Departamento de Trabajo. Los puestos de trabajo creados en el sector servicios ascienden a 127.000.